Project Description

Fecha de licitación: Mayo de 2015

Título completo: “MODIFICACIÓN DEL ENLACE DE LAS AUTOVÍAS A-30 Y A-7 Y PROLONGACIÓN DEL CARRIL ADICIONAL PARA CIRCULACIÓN DE VEHÍCULOS LENTOS EN RAMPA, EN LA AUTOVÍA A-30 ENTRE LOS PP.KK. 133+000 Y 135+000, EN EL SENTIDO DESCENDENTE” dependiente de la Dirección General de Carreteras.

CONCEPCIÓN GLOBAL DE LA OBRA

Este tramo de carretera, a pesar de encontrarse en zona periurbana, soporta un alto porcentaje de tráfico de larga distancia, al estar integrado en el corredor mediterráneo del tránsito del Levante español hacia Andalucía y viceversa. Además, nos encontramos en un tramo de carretera con una media anual de 65 accidentes, que provocan índices de siniestralidad superiores al resto de carreteras Estatales de Murcia. También se ha detectado que las características del trazado de las Autovías A-30 y A-7, en el entorno del enlace y en el propio enlace, no cumplen con las prescripciones de la Norma 3.1 IC de Trazado y, además, los niveles de servicio son inadecuados para esta tipología de infraestructura, provocando una circulación con excesivas fluctuaciones de velocidad, insegura e incómoda.

Por tanto, el objeto del Proyecto es la modificación del Enlace de las Autovías A-30 (PK 135+000) y A-7 (PK 763+000), en el tramo común de ambas, y la prolongación del carril adicional para circulación de vehículos lentos en rampa, en la Autovía A-30, entre los PP.KK. 133+000 y 135+000, en el sentido descendente. Con las actuaciones propuestas se busca aumentar la capacidad y la seguridad vial en el Enlace de la A-30 y la A-7, y su entorno, donde actualmente son frecuentes las retenciones y los accidentes, mejorando así la comodidad y la seguridad de los usuarios de esta infraestructura. Son las siguientes:
• Ramal en círculo en el sentido Cartagena-Albacete y demolición del lazo existente.
• Prolongación del carril de aceleración de dicho ramal como carril para vehículos lentos en una longitud de 2 km.

Tal como se verá a lo largo de la documentación, la necesidad de ejecutar esta obra por fases, condicionará todo el desarrollo de las obras. Para ello, se han establecido 3 Fases principales y una cuarta fase, que corresponderá al acondicionamiento medioambiental de la zona y terminaciones.

 

ACTUACIONES PRINCIPALES

Las principales actuaciones son
• Paso Superior 1, sobre la A-30: La estructura en un puente de vigas prefabricadas en una calzada de dos vanos isostáticos de luces 36,55 – 18,00 m, con directriz curva y sin esviaje. La anchura del tablero es de 8,70 metros.
• Paso Superior 2, sobre la A-7: La estructura consiste en un puente de vigas prefabricadas en una calzada de tres vanos isostáticos de luces 18,00 – 37,00 – 18,00 m, con directriz curva y sin esviaje. La anchura del tablero es de 8,70 metros.
• Muro: Se proyecta un muro ménsula de sostenimiento de tierras, con altura variable entre 1,70 y 8,00 metros. Tiene una longitud total de 110 metros, divididos en 11 módulos de 10,00 metros de longitud cada uno.
• Ampliación de 4 obras de drenaje y adaptación del drenaje longitudinal: OD-2 Y OD-3 durante la Fase 1 y OD-1 Y OD-1 durante la Fase 2.
• Movimiento de tierras: Del total de la excavación en terreno adecuado (23.006,3 m3) parte de éste se utilizará ara la formación del suelo estabilizado (7.269,4 m3) y el resto, junto con el terreno excavado en terreno tolerable (959,6 m3), para la formación de los terraplenes. Así habrá que traer de préstamos el material necesario para completar el terraplén (38.754,8 m3). La totalidad de la tierra vegetal obtenida de la excavación se utilizará en los trabajos de restauración ambiental a realizar en la zona de las obras. En cuanto a las áreas de vertedero, no se espera la retirada de material a vertedero: dado que el balance de tierras de la obra proyectada es deficitario, no se hace necesario recurrir a zonas aptas para el alojamiento permanente de materiales sobrantes. Se requiere material seleccionado (3.670,2 m3) que, debido a la ausencia de este tipo de materiales en las inmediaciones del área de estudio, será necesario traer de graveras o canteras cercanas. De la misma manera, los áridos necesarios para la preparación de los hormigones y de las mezclas bituminosas deberán proceder de las canteras cercanas. Las canteras y graveras estudiadas tienen reservas más que suficientes, en calidad y cantidad, para cubrir las necesidades de la obra, tal como se verá más detalladamente en el apartado “1.1.10. Zonas previstas para préstamos y vertederos”.